¿Por qué hacer ejercicio en casa?

Con motivo de la cuarentena provocada por el coronavirus, muchos hemos tenido que cambiar nuestras rutinas de entrenamiento. Hemos pasado de levantar pesos y correr en la cinta en el gimnasio a tener que hacer ejercicio en casa.

Si bien las restricciones del confinamiento se están relajando, muchos de nosotros nos hemos replanteado nuestras rutinas de ejercicio. Entrenar en casa no es tan mala opción como pensábamos en un principio, y volver al gimnasio no es para nada algo necesario para nuestras vidas.

En este post vamos a ver cuáles son las ventajas de hacer ejercicio en casa respecto a ir al gimnasio. Además, veremos cómo hacer ejercicio desde nuestra casa de forma efectiva.

Ejercicio en casa vs Ejercicio en gimnasio

En los últimos años hemos visto crecer de forma exponencial el número de gimnasios en las ciudades. De hecho, es difícil ver un barrio en el que no haya al menos uno. Por ello, cada vez es más complicado no entrar en el hábito de ir al gimnasio porque todo el mundo va. Ya es como una práctica normal de cualquier persona, pero seguramente también le veas más inconvenientes que ventajas, ¿a que sí?

Entre otras, tener que compartir espacio y máquinas con personas que no huelen bien precisamente, tener que esperar por hacer un ejercicio porque hay otra persona que está ocupando ese espacio, el hecho de tener que desplazarte a ir al gimnasio, que no siempre está cerca de casa…

ejercicio en casa

Al pagar tu cuota de gimnasio, lo que haces simplemente es pagar por el uso de un espacio y unos materiales. Hay gente que incluso paga mensualmente su cuota de gimnasio para ir una o dos veces al mes, o ninguna. Es un dinero por un servicio que apenas estás usando y que no vas a recuperar.

Incluso si ibas a clases o tenías un entrenador personal en tu gimnasio, existen bastantes opciones de tener un profesional del fitness online que te ayudará a hacer rutinas de entrenamiento y alimentación desde tu casa.

Pero, y antes de eso, ¿cómo hacía ejercicio la gente? Antes de que existiesen los gimnasios, la gente también se ejercitaba para mantener el cuerpo y la mente sana. Y seguramente estaban en mejor forma que nosotros.

Gimnasio en casa

¿Y no es más fácil usar un pequeño espacio de tu casa y tener tus propios materiales que tener que pagar por compartir un espacio y unos materiales con otra gente a la que no conoces de nada? A la larga te sale más rentable en cuestión de dinero.

Y no solo ganas en cuestión de dinero, sino también en tiempo, ya que no siempre tienes un gimnasio cerca de tu casa. Y si vienes del trabajo, tienes que llevarte ropa de deporte o ducharte fuera de casa. Además, ya no tendrás la excusa de que te da pereza ir al gimnasio porque ¡lo tienes en tu propia casa!

Y no es necesario tener unas máquinas complejas para cada parte del cuerpo, como hay en el gimnasio. Realmente puedes entrenar cada músculo de tu cuerpo con pocos ejercicios en los que solo necesitarás el peso de tu propio cuerpo, y algunos materiales básicos, que no ocupan casi nada de espacio. ¡Son todo ventajas!

Cómo hacer ejercicio en casa

Hay muchísimas formas y rutinas de hacer ejercicio desde tu casa. En función del objetivo que te propones con tu entrenamiento (perder peso o ganar músculo), será mejor ir por un camino o por otro.

Si tu objetivo es perder peso, lo más recomendable es hacer muchos ejercicios cardiovasculares, pero sin dejar de lado ejercicios para tonificar tu cuerpo. En este caso, estos ejercicios de cardio en casa son tu opción ideal.

Si en cambio la finalidad principal de tu entrenamiento es incrementar tu masa muscular, deberás de hacer rutinas encaminadas a levantar pesos que fortalezcan esos músculos. Básicamente existen dos formas de levantar peso: levantar tu propio peso o levantar peso externo.

Existen innumerables ejercicios para levantar tu peso corporal, como las flexiones o las dominadas. Realmente son ejercicios muy completos, ya que con ellos entrenas varios músculos a la vez. No obstante, no todos tenemos esa capacidad de levantar el peso de nuestro cuerpo.

Por ello, la segunda opción es levantar peso externo. Podemos encontrar en nuestra casa muchos objetos que podemos utilizar como material de entrenamiento, como garrafas de agua grande, mochilas cargadas de libros e incluso sillas o bombonas. No obstante, algunos de estos objetos son incómodos de utilizar, o simplemente, queremos tener materiales más específicos para realizar nuestros ejercicios.

En ese caso, la mejor opción son las mancuernas o pesas. Las hay de diferentes tamaños y formas, y pueden tener diversas utilidades. Por ello, hemos elaborado esta guía en la que analizamos qué mancuerna nos conviene tener en función de la utilidad que le vayamos a dar y el peso que queramos coger.

Rutinas de ejercicios en casa

Si has optado por darle una oportunidad a entrenar desde casa, veamos a continuación qué rutinas de ejercicios podemos hacer. Una opción muy buena es entrenar un grupo muscular cada día. De este modo, nos centramos en un músculo y podemos dejarlo descansar el resto de la semana.

Para más información, puedes consultar los mejores ejercicios para hacer ejercicio en casa para pecho, espalda, hombros, bíceps, tríceps, glúteos y piernas, y abdominales.

No obstante, otra opción es combinar estas rutinas de ejercicios y dedicar otros días para descansar o hacer cardio. Eso sí, es recomendable hacer ejercicio físico al menos 3 veces a la semana para mantener un estado físico aceptable.

Ventajas de hacer ejercicio en casa

Una vez analizados los motivos de por qué hacer ejercicio en casa, vamos a resumir cuáles son las 7 ventajas que presenta frente a acudir a un gimnasio para hacer ejercicio:

ventajas  de hacer ejercicio en casa

Estamos seguros de que existen muchas más, aunque también hay factores positivos de ir al gimnasio, como son hablar con gente o despejarte de tu casa. Y tú, ¿qué prefieres, hacer ejercicio en casa o ir al gimnasio? Te leemos en los comentarios.

Si te ha gustado este post, no dudes en compartirlo en tus redes sociales. Puedes ver más guías para hacer ejercicio en casa en nuestro blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *